Consultoría Mundial de Petróleo y Gas
El lenguaje
Historia

Historia

DeGolyer and MacNaughton se fundó en 1936 en respuesta directa a una industria en extrema necesidad de métodos más científicos. Tras el descubrimiento de Drake en 1859, la primitiva industria petrolera de los Estados Unidos estuvo a merced de los ciclos de auge y caída. Pozos poco espaciados se abrieron de par en par, acelerando el agotamiento del petróleo. El gas natural, necesario para mover el crudo inerte, se venteó, agotando esta fuente de energía potencial. Evaluaciones inexactas e incompletas de las condiciones del reservorio, junto con prácticas de producción primitivas, condujeron a grandes pérdidas en las potenciales reservas. Si tales procedimientos se hubiesen mantenido sin control, es posible que millones de barriles de petróleo se hubiesen perdido.

En la década de 1930, la producción de petróleo sin limitaciones abrumaba a los restringidos mercados, y el exceso de oferta amenazaba a la economía de la industria petrolera. La nación se vio obligada a prorratear la producción para proteger a la industria, dando lugar a mejores técnicas de producción de petróleo. Los métodos científicos y los principios de conservación comenzaron a estabilizar la sacudida industria. Pero cuando los banqueros comenzaron a ofrecer de forma cautelosa préstamos a largo plazo garantizados solo por las reservas de petróleo subterráneas, la integridad y competencia de quienes realizaban las estimaciones tomaron importancia. Se necesitaban métodos de financiación más innovadores, y eso creó la necesidad de estudios y evaluaciones de reservorios independientes y confiables. Everette Lee DeGolyer y Lewis MacNaughton formaron DeGolyer and MacNaughton para satisfacer tales necesidades e inauguraron una nueva era en la economía de la energía.

Desde 1919, los profesionales del petróleo han considerado a Everette Lee DeGolyer como el pionero en exploración geofísica. Pocos, si es que alguno, han fundado o encabezado más empresas trascendentes para la industria petrolera internacional. Desde el descubrimiento del mejor pozo de petróleo del momento (antes de graduarse de la universidad) hasta la previsión de las enormes reservas de Medio Oriente, la legendaria carrera de DeGolyer estuvo marcada por la brillantez, la confianza, la paciencia y la previsión. Su estatura en la industria queda inmortalizada por la creación de la medalla DeGolyer Distinguished Service para reconocer un servicio distinguido a la industria del petróleo.

Lewis MacNaughton era un geólogo de extraordinario talento que, al igual que DeGolyer, había adquirido una sólida experiencia laboral en el extranjero antes de obtener su título universitario. En 1928, DeGolyer, el entonces presidente de Amerada Petroleum Corporation, contrató al erudito y metódico MacNaughton. Tras la jubilación de DeGolyer en 1932 (a la temprana edad de 46 años), las instituciones financieras y las compañías petroleras continuaron llamando a DeGolyer, buscando incesantemente su asesoramiento basado en su profesionalismo científico y su sofisticada perspectiva. Ante la inevitabilidad de una creciente demanda de consultoría de calidad, DeGolyer convenció a MacNaughton para que formaran la primera organización de consultoría petrolera en brindar servicios en un ámbito internacional. Juntos, los dos hombres forjaron una empresa que se convertiría en la asesora más solicitada de la industria del petróleo.

DeGolyer and MacNaughton continúa brindando servicios imparciales y expertos para la industria petrolera mundial y los rasgos originales de la compañía siguen siendo evidentes después de más de 80 años: el espíritu pionero, el deseo de innovar, la búsqueda del conocimiento científico y la capacidad de aplicar este conocimiento de forma creativa y honesta.